anorexia

now browsing by tag

 
 

InfoCOP, COPMadrid y COPAO se hacen eco de #AutoayudaTCA

Los Colegios Oficiales de Psicología de la Comunidad de Madrid y Andalucia Oriental, junto a la revista del Consejo General de la Psicología en España se hacen eco de la infocopcreación de nuestra aplicación móvil gratuita (para móviles android) ·”AutoayudaTCA

Desarrollada entre Granada y Madrid, tiene como objetivo convertirse en una herramienta de apoyo a pacientes y terapeutas en casos de TCAs.

Entre sus contenidos, destacan la existencia de diferentes herramientas y técnicas para el entrenamiento en el control de la ansiedad y los pensamientos obsesivos que se convierten en los mantenedores principales del trastorno.

copaoTécnicas de relajación, respiración anti-estrés, cálculo mental… son algunas de las actividades que pueden entrenarse con ayuda de esta app. Igualmente están disponibles consejos relacionados con momentos “críticos” en el día a día de las personas afectadas, como son el vestirse, comer, salir, etc., que tienen la finalidad de ayudar a hacer más llevaderas estas situaciones estresantes.

La app incluye también acceso a una encuesta sobre su usabilidad y utilidad que recogerá las opiniones aportadas por las usuarias y profesionales que la cumplimenten con el objetivo de incluir mejoras en las futuras versiones de la aplicación.

Tras este proyecto encontramos al Grupo de Investigación METODO PETTCA, grupo formado por copmadridprofesionales de la práctica clínica que desarrollan su labor especializada en el abordaje de los TCAs en centros de Granada y Madrid. Las investigadoras y psicólogas Patricia Boldú de Luelmo, Sara Coca Arco y Ana Morales Carmona, coordinadas por la Psicóloga Clínica Sonia Villar Rodríguez, trabajan ya en las futuras mejoras, así como en otros proyectos de investigación relacionados con la intervención en estas, y otras, difíciles patologías.

 

Descárgatela desde aquí.

SI te parecio interesante, comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestPrint this page

Mi hijo/a tiene un Trastorno de la Alimentación. ¿Que hemos hecho mal?

No he trabajado con ninguna familia que en algún momento no me haya planteado esta pregunta. Yo como madre, o como padre, ¿Qué he hecho mal? ¿En que nos hemos equivocado? ¿Hemos sido demasiado permisivos?, ¿le hemos exigido demasiado?…. ¿Cuál es la causa de que aparezca la enfermedad?

En muchas ocasiones la respuesta más sencilla es hacerles otra pregunta ¿Cuántos hijos o hijas tienes? ¿Todos y todas han desarrollado un Trastorno de Alimentación? Lo más usual es que la respuesta a esta cuestión sea “no”, y ese “no” les tranquiliza pues les ayuda a entender que ellos y ellas, madres y padres, no son un factor determinante, o cuando menos no son el único factor determinante.

En consulta he conocido pacientes que han crecido bajo modelos educativos “relajados” donde se lessufrimiento dejaba libertad en sus tomas de decisiones desde muy jóvenes, libertad para hacer y deshacer, para equivocarse, para aprender…, pero también quienes en su crianza han debido seguir pautas muy concretas, incluso estrictas, sobre lo que está “bien o mal”, sobre qué hacer y qué no hacer…, y entre el blanco y el negro, toda la gama de grises…

Sería demasiado inocente (además de falso) pensar que el modelo educativo, que los progenitores, el contexto familiar, no juegan un papel en el desarrollo de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCAs), pero en la gran mayoría de las ocasiones ese papel ha sido muy secundario en el desarrollo de la enfermedad, aunque pasa a ser principal en el proceso de recuperación. Los sentimientos de culpa nunca ayudan, más bien al contrario, acaban dificultando la evolución y debilitando la tan necesaria participación de la familia.

“No me preocupa tu responsabilidad en el desarrollo de la enfermedad, me preocupa, y mucho, tu participación en el proceso de recuperación”. Este es el mensaje inequívoco que intentamos lanzar a padres y madres. La enfermedad ya está aquí, solo miramos atrás para descubrir aquellos aspectos de la personalidad, de la vida, de la/el paciente que necesitemos trabajar para reforzar, para alcanzar nuestro éxito, para describir nuestro propio DAFO-Psicológico (Debilidades, amenazas, Fortalezas y Oportunidades), encontrar aspectos a mejorar y cimientos sobre los que construir, y es en esta fase en la que vuestro papel como modelos, como generadores de confianza, es fundamental. Olvidaos del pasado, vivid en el presente, ayudadnos, tanto a las/os pacientes como a los/as profesionales a ganar esta batalla. ¿Cómo?:

Implícate en el tratamiento. Pregunta, resuelve tus dudas en las consultas, ten una actitud proactiva.

Cumple las pautas. Si no las entiendes, vuelve a preguntar hasta que os queden perfectamente definidas, pero cumplid las pautas.

No culpabilices a tu hija/o de estar enfermo/a. Nadie elije sufrir.

No te impacientes. En general las terapias psicológicas llevan un tiempo, pero en el caso de los TCAs pueden ser realmente largas, asúmelo como un proceso de crecimiento y aprendizaje continuo, vive al día.


Sonia Villar
Psicóloga Clínica Especialista en Trastornos de la Alimentación
www.caap-psicologia.es
www.granadapsi.com

SI te parecio interesante, comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestPrint this page

Sobre photoshopeos, tallas grandes y otras formas de tortura hacia la mujer…

Hace unos días contactaba con nosotras Carlos, periodista del suplemento ICON de El País para recabar nuestra opinión sobre eiconl hecho de que algunas marcas de moda decidieran no continuar photoshopeando a sus modelos, con la intención de dar una imagen más REAL de la mujer. En el artículo (que podéis leer aquí: http://elpais.com/elpais/2014/11/10/icon/1415623435_136078.html) ya mostramos nuestra opinión “profesional” sobre el posible efecto dañino que este tipo de imágenes trucadas en cuanto a volúmenes y proporciones, podían tener sobre la autoestima de la mujer, así como sobre el modelo referencial que tanto hombres como mujeres jóvenes asumen como normativo. Esos cuerpos imposibles, esas proporciones totalmente desproporcionadas que muestran las imágenes retocadas se convierten, en el caso de personas en fase de maduración principalmente, en una tortura emocional, en un modelo inalcanzable de belleza establecido que en nada se parece a la media real de las mujeres en España.

 

Y hoy descubrimos que otro diseñador de moda (¿porque habrá tantos hombres en el mundo de la moda?) ha elegido como “modelo” para sus muestrarios de ropa “Talla Grande” a una joven talla M, si M, esa M que usan las chicas delgadas, si esa M que ahora, si, esta chica de la imagen que ilustra el texto es una talla M y por arte de birlibirloque, este “señor” la ha convertido en referente de Talla Grande…, entonces la XL, o la XXL que son, Tallas ¿qué?

Y que este tipo de sucesos no sean ya tipificados como delito contra la salud pública….

(La info completa aquí: http://www.gonzoo.com/flash/noticia/la-nueva-modelo-de-talla-grande-de-calvin-klein-es-una-talla-m-6697/)

 

Igual deberíamos replantearnos en quienes nos gastamos nuestros salarios, que marcas nos representan, a quienes queremos continuar manteniendo en el mercado. Igual algún día…

 

Sonia Villar
Psicóloga especialista en Psicología Clínica
CAAP-Psicologia y Unidad PETTCA-Granada

SI te parecio interesante, comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestPrint this page

Razones para decir “No me quiero curar” de un TCA

 

Es cierto que aun a día de hoy sigue existiendo, absurda y desgraciadamente, cierta estigmatización sobre el hecho de ir a la consulta de un/a psicólogo/a. Esas frases tan manidas de “eso es para locxs y yo no lo estoy…”, “que me van a solucionar hablándome…”, “yo no necesito ayuda, se lo que tengo que hacer…”, siguen estando en boca de personas que miran reacias hacia la actividad psicoterapéutica. Seguro que mucha culpa de esto la tenemos también lxs profesionales que no estamos sabiendo trasmitir a la población general que es y que no es la Psicologia clínica, pero hoy no me meteré en ese jardín.

Si hay algún problema, trastorno psicológico, que genera en quien lo padece una negación total de problema son los Trastornos de la Conducta Alimentaria (en adelante TCAs para abreviar). Lo más habitual, si son jóvenes, es que acudan a consulta literalmente arrastradas por sus familiares que, en su impotencia, no pueden esperar más de brazos cruzados viendo el deterioro psíquico y físico de su ser querido. Empujadas por sus parejas, sus amistades, llegan a la consulta en una actitud defensiva ante el temor irracional (si, irracional, pero terriblemente intenso) de “estas me quieren engordar”.

Quien no conozca de cerca los TCAs podrán pensar por ejemplo: “¿pues si la muchacha o el chaval esta tan delgados, pues qué problema hay en coger un poco del peso que necesitan?…” Pero la realidad es que da igual el peso real, objetivo, que tenga quien sufre un TCA, de hecho ese NO es el problema, insisto, NO es el problema. El problema es ese miedo irracional, terrible, incapacitante, anulador, que sienten ante la más mínima posibilidad de subir, si quiera, 1 gramo de peso. Ese “pánico” que es el culpable, a su vez, de que ni tan si quiera puedan tener conciencia real de cuál es su estado físico (sea el que sea), ese temor desproporcionado que, en realidad, no es más que una excusa, una distracción para no afrontar las cuestiones reales…: su inseguridad, su autoestima, su falta de confianza en sí mismas, su autocritica patológica…

Son muchas y muchos los que cuando llegan a consulta asumen la existencia de un complot entre sus familiares y nosotras para hacerles engordar. Su familia, cuando hay bajo peso, a menudo convierte “ese síntoma” en “causa”, simplemente por lo evidente. Si ven a su hijx en estado de desnutrición, en bajo peso ¿Qué pueden pensar?, pues que si cogen peso estarán mejor. Es lógico. Por eso es fundamental explicar hasta la saciedad que los TCAs NO son un problema físico. El estado de infrapeso, normopeso o sobrepeso no es más que la manifestación externa de una problemática interna que es la que en realidad debemos afrontar. Si mejoran su peso sin estar psicológicamente preparadas para ello, desgraciadamente, en un alto porcentaje, se acrecentará su temor y su sintomatología obsesiva…, pero también si existe un bajo peso excesivo veremos cómo sus capacidades cognitivas y volitivas estarán seriamente afectadas. ¿Cómo enfocarlo entonces?… Pues una buena manera es facilitar información real y veraz a la familia, a lxs afectadxs, que contribuya también a una mejor aceptación de la intervención. Así proponemos:

  • Fundamental explicar ¿Qué es? Y ¿Qué no es un TCA? No son trastornos del estado físico, ni del hambre, ni del peso, son problemáticas psicológicas de profundo calado que afectan a la capacidad de conciencia y toma de decisiones de quien las padece.
  • ¿Es el peso importante? Sí, pero como síntoma, no como causa principal. El peso mejorará (tanto si es para recuperar como para normalizar) cuando el/la paciente vaya evolucionando favorablemente. Evidentemente ante infrapesos que pongan en riesgo la vida (pe: índices de masa corporal inferiores a 17) hay que actuar de forma urgente, hasta que ese riesgo vital desaparezca.
  • ¿Lxs pacientes deben engordar? NO. Deben recuperar un peso saludable. Lo saludable, no lo olvidemos, es estar delgado, ni desnutrido ni con sobrepeso, y ese es el mensaje fundamental. No se trata de aumentar su volumen, sino de conseguir que alcancen un peso saludable cuando estén preparados para ello.
  • ¿Es posible que bajar de peso forme parte del proceso terapéutico? Si. En aquellos casos donde existe un sobrepeso uno de los objetivos de la intervención será alcanzar un peso saludable. La cuestión será ¿Cuándo?, ya que el objetivo principal es eliminar las distorsiones cognitivas que mantienen el “temor irracional” al que se aferra la enfermedad.
  • ¿Cuáles son los aspectos en los que fijarse para saber si hay una buena evolución?: es sencillo, el miedo a comer determinados alimentos va desapareciendo, se reducen y eliminan las conductas compensatorias, se normaliza el estado anímico, vuelven la ilusión, las ganas de…, la alegría, el control sobre la propia vida y el propio bienestar… Es en el ámbito psicológico y emocional en el que tenemos que poner la atención como familiares para verificar la correcta evolución. Si nos focalizamos solo en cuestiones físicas solo conseguiremos frustrarnos y tener una imagen distorsionada de la evolución real.

En resumen, entender esta enfermedad supone entender que es en lo psicológico, en lo emocional, donde radica la raíz del problema, y que es en la autoestima, en la comprensión de los mecanismos cognitivos y los efectos de la ansiedad, en la adquisición y/o refuerzo de nuestras habilidades interpersonales, en la asertividad, en la resilencia, en el autoconocimiento, en la capacidad de tomar las riendas de nuestras vidas, de asumir la responsabilidad de nuestro propio bienestar, donde estará la solución.

 

 

Sonia Villar
Psicóloga. Especialista en Psicología Clínica
Centro de Psicología Clinica PETTCA-GRANADA
CAAP-Psicología

SI te parecio interesante, comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestPrint this page

Comenzamos nuestra Operación Verano Sano, verano para disfrutar….

Retomamos este articulo pues ya estamos detectando las primeras oleadas de “publicidad irreal y perniciosa”… Para muestra un boton:

revistas2

Llega el calorcito, el buen tiempo, el sol, las ganas de relax, playita, vacaciones….., pero con todo ello llega algo más, la tortura, la presión mediática, las dietas milagro, los anuncios de cremas, las ofertas de gimnasios, solariums de rayos UVA, la operación bikini…. Llega esa época del año en la que a cada mujer parece que se nos dice “eh tú, que tienes que pasar la ITV de tu cuerpo antes de ir a la playa” porque no vaya a ser que no estemos suficientemente morenas, suficientemente delgadas, suficientemente jóvenes… ¿suficientemente manipuladas?

Llegó la primavera, se acerca el verano, y mientras muchas de nosotras estamos disfrutando de unas horitas más de luz, de no salir ya de noche del trabajo, del calorcito de las terracitas en la hora del vermut, otras, por desgracia, en su mayoría jóvenes, adolescentes, mujeres en pleno desarrollo, están empezando a preocuparse de si están “blancas”, o si ¿tendrán celulitis?, o de empezar a ir al gimnasio… Y las menos, aunque las hay, pensando incluso que bajo ningún concepto podrán ponerse en bikini, pues no gustaran, no están suficientemente hermosas, atractivas, todo el mundo las mirará con desdén, desprecio…., porque no son suficientemente…

No sé a quién se le ocurrió la idea de que para ir a tomar el sol a la playa en verano tenemos que ir “morenas” ya de casa. Oproblema tallas que todas debemos tener una talla 36 para ser felices, o que la delgadez, y solo la delgadez, es belleza, o que con 18 o 20 años se puede estar ¿flácida?… no se quien se inventó tanta barbaridad junta, pero lo que si intuyo es el porqué. Para continuar sometiendo a la mujer a un yugo, al yugo de las inseguridades, frustraciones, obsesiones, distrayendo el foco de atención de la calidad de vida hacia el aspecto físico, haciéndonos creer que “NO debemos SER, sino que debemos ESTAR” guapas, delgadas, estilizadas, firmes, depiladas y, por supuesto, morenas… para el disfrute patriarcal….

Es triste ver a mujeres ya maduras, con cierta edad, con una presupuesta madurez, andar buscando ofertas de gimnasio para empezar con la “operación bikini”, apuntándose al “bionocomeran”, o pidiendo cita en el solárium más próximo… Pero es terrible ver SUFRIR a jóvenes, niñas, mujeres también, por MIEDO a no dar la talla, a no estar a la altura de los supuestos cánones estéticos que socialmente se le exigirán…, reforzando ideas irracionales, pensamientos obsesivos que, en el peor de los casos, les arrastraran a sufrir un trastorno de la conducta alimentaria…, y a sufrir, y a sufrir y a sufrir, incluso hasta morir.

Por esta razón comenzamos una campaña de concienciación y prevención en las redes sociales. Queremos gritar a los cuatro vientos que YA ESTA BIEN de engañar, manipular, con tallas inexplicables, con cuerpos inalcanzables. Que no queremos seguir creando víctimas, fomentando una cultura de la delgadez como modelo de belleza que es absurdo, irracional, peligroso y superficial. Si queréis, podéis uniros, retuiteando, compartiendo, en vuestras redes sociales los post con los hastag:

#CuerposReales

#TallasUnificadasYA

#Quenotelienconelbikini

…..

Comenzamos nuestra Operación Verano Sano, verano para disfrutar….

________________________________________________________________

C. Sonia Villar Rodriguez

Psicologa Clínica especializada en Trastornos de la Alimentación

SI te parecio interesante, comparte...Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestPrint this page